Observación Analógica II

La segunda observación analógica que hemos realizado en la fase de investigación de nuestro proyecto se ha desarrollado en un entorno laboral en el que las mujeres están en igualdad numérica con los hombres. Esta observación es analógica y no participante, y ha consistido en mirar, durante varios días, el desempeño de dos secretarias de un club de fútbol en una oficina en la que trabajan, además de ellas, el presidente del club y los responsables de comunicación, uno de los cuales es miembro de nuestro grupo de trabajo.

Al igual que ocurría en la primera observación, realizada en un establecimiento de una empresa textil, se aprecia la idea de sororidad entre las dos trabajadoras. Aunque en una medida muy distinta a la del otro caso observado, pues se trata de un contexto totalmente distinto, ambas se ayudan en todo lo posible e intentan hacerse las cosas más fáciles entre ellas siempre que pueden. Se nota que existe una buena relación que se ha forjado a lo largo del tiempo que han trabajado juntas, que son ya varios años. Se conocen y, en los escasos momentos en los que no tienen que estar atendiendo a nadie ni realizando ninguna tarea (momentos realmente escasos) se aprecia una clara camaradería entre ambas. Se preguntan por sus asuntos personales, comparten inquietudes y preocupaciones y, en definitiva, interactúan con la confianza y fluidez que otorga una relación de amistad relativamente estrecha. El vínculo entre ambas, en todo caso, no va más allá del tiempo que comparten en el trabajo. Es decir, en principio no hay ningún indicio de que pasen algún tiempo juntas fuera (aunque tampoco sería excesivamente extraño teniendo en cuenta el buenísimo ambiente que hay entre ellas).

En todo caso, de este buen ‘feeling’ que existe entre las dos trabajadoras apenas puede apreciarse nada en el momento en que ambas están trabajando. Pese a estar prácticamente codo con codo, separadas por poco más de un metro, cuando están desempeñando su función laboral cada una lo hace por su cuenta, y se centra por completo en el trabajo. Por ello, para alguien que solo las observase entonces sería difícil apreciar una conexión entre ellas, más allá de una relación cordial y puramente laboral. Esto quizá puede explicarse por la gran cantidad de trabajo que tienen que acometer, lo cual las lleva a centrar toda su atención en él para solventarlo con la máxima eficacia posible, dejando por tanto de lado cualquier tipo de distracción.

Por último, y en contraste con lo apreciado en la primera observación, no parece que el buen rollo que existe entre las dos compañeras desaparezca en el momento en que las cosas van mal o surge algún problema con el trabajo. Lógicamente, hay situaciones de estrés que provocan cambios en la actitud de ambas, pero en ningún momento se observan discusiones ni tensiones, ni directas ni por la espalda (cuando una de las dos no está presente).

Por tanto, en esta segunda observación analógica hemos podido apreciar cómo, gracias a una convivencia de varios años en el mismo entorno laboral, dos mujeres han establecido una relación de confianza mutua que llega prácticamente a la amistad, y que genera un contexto de trabajo favorable para ambas, aunque su interacción en el periodo estrictamente laboral es limitada.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s